¿Le doy zanahoria a mi perro?

Uno de los temas más recurrentes con los dueños de perros, es averiguar qué alimentos podemos darles a nuestra mascota además de croquetas y otra comida especial para ellos.

Una de las verduras que más comúnmente consumen los animales es la zanahoria, famosa por ser un alimento que tradicionalmente se les da a conejos, también es degustada por los perros.

La respuesta a la pregunta “¿puedo darle zanahoria a mi perro?” es si, los perros pueden comerla sin problema. De hecho, tienen una gran cantidad de nutrientes que le sirven, así que incluir a esta legumbre en su dieta es una buena idea.

Los perros son omnívoros oportunistas, y como tal pueden asimilar algunos vegetales, aunque no todos. La zanahoria es fácil de digerir para su sistema, por ello no hay problema en darles una de vez en cuando.

Una zanahoria para tu perro puede resultar un delicioso snack natural que también limpia y protege sus dientes. Y como tiene un aporte de calorías muy bajo debido al bajo aporte de grasas.

Sin embargo, esos no son los únicos beneficios, aquí mencionaremos algunos otros.

Mejora la hidratación. Su consumo favorece la hidratación de las células y esto se traduce en un mejor funcionamiento del organismo en general.

Aparte de que un can beba agua directamente, es necesario que los alimentos le aporten humedad natural, lo que facilita las digestiones y que el agua se distribuya mejor entre las células al irla adquiriendo de forma más espaciada en cantidades más adecuadas, en vez de solo recibir una gran cantidad cada vez que el animal bebe agua, lo que puede producir una saturación y consecuente desperdicio del agua.

Son una gran fuente de energía, previene el sarro dental, además de que es ideal para perros con diarrea.

Gracias a la gran cantidad de fibra que aportan al organismo, las zanahorias ayudan en el tránsito intestinal y facilitan la digestión.

Mejora sus defensas y fortalece su piel, previene el sobrepeso y ayuda a regular colesterol y triglicéridos.

Por último, les ayuda con la ansiedad. El hecho de tener que masticar una zanahoria cruda ayuda a gastar energía acumulada favoreciendo la relajación y, de este modo, se van reduciendo los niveles de ansiedad, nerviosismo o estrés que pueda tener acumulado el perro.

Además de darle de comer zanahoria cruda, podemos darle esta verdura cocida y también mezclada con otros alimentos. En el caso de los cachorros, es mejor darle la zanahoria cocida, para que no lastime su dentadura que no es muy fuerte aún.

Ahora bien, las zanahorias deben de ser administradas como premios o snacks ocasionales, no como un alimento primordial en su dieta.

De hecho, las zanahorias debemos evitarlas en perros con inicio de diabetes, también cuando notemos que nuestro está subiendo de peso, si le causa gases o si notamos que vomita.

Entonces, como conclusión, las zanahorias son buenas con moderación, así que no dudes en recompensarlo con una de vez en cuando.

comparte este ARTICULO
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *