Estreñimiento canino

Seguramente alguna vez, has padecido de estreñimiento y de lo incómodo que es sentirlo, pues a los perros también les ocurre y hoy hablaremos de cómo prevenirlo y aliviarlo.

El estreñimiento es una afección común, los perritos pueden sufrir con problemas para evacuar, lo cual afecta su vida cotidiana.

Lo primero que debemos hacer para saber si tu pero está estreñido, es monitorear cuando vayan a lugar donde regularmente defecan, si vemos que se esfuerza demasiado o sus heces están muy duras, probablemente esté estreñido y es importante dar aviso al veterinario.

Entre las razones para el estreñimiento canino, está la deshidratación, falta de fibra e incluso el crecimiento de la glándula de la próstata. Sin embargo, también puede ser un indicativo de un problema mayor, como intestino bloqueado, hipotiroidismo, trastornos o algún tumor.

Por ello, si el estreñimiento es algo que aparezca recurrentemente, es muy importante una revisión más a fondo por parte de un veterinario.

Entre los factores que favorecen el estreñimiento están la poca ingesta de fibra o por el contrario una ingesta en exceso. Falta de ejercicio, un perro perezoso es más predispuesto a este padecimiento. Glándulas anales infectadas o en el peor de los casos, bloqueadas. Falta de aseo, muchas veces se forman tapones de pelo en zonas bajas del cuerpo del perro. La ya comentada falta de agua y su posterior deshidratación, la ingesta de alimentos como huesos o algunas plantas mesadas, e incluso efectos secundarios de la administración de un medicamento.

¿Qué hacer si mi perro está estreñido?

Más que enfocarnos en qué debemos hacer, nos concentraremos en lo que no debemos realizar.

Evita a toda costa poner en práctica los llamados remedios caseros, la mayoría de ellos solo agravan el problema. La primera acción que debemos realizar es llamar al veterinario para que le administre un remedio.

Los remedios que debes evitar a toda costa son la aplicación de enemas caseros, la ingesta de leche de vaca o usar laxantes pensados para el consumo humano.

Mientras esperar la revisión del veterinario, puedes darle a tomar mucha agua, hacer algo de ejercicio, un buen paseo puede estimular su sistema digestivo y darle alimentos de fácil procesamiento, como las croquetas.

En ocasiones la hidratación y el ejercicio suelen ser suficientes para aliviar un estreñimiento canino leve.

comparte este ARTICULO
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *