¡Ejercicio para ti y tu peludo amigo!

El ejercicio es fundamental para mantenernos sanos, con energía y de buen ánimo, pues esto aplica también para nuestras mascotas, por ello hoy hablaremos del ejercicio para perros.

Si bien todos los perros necesitan ejercitarse periódicamente, depende de la raza, talla y edad de nuestra mascota, la cantidad e intensidad de actividad física que necesitan para mantenerse con la vitalidad que siempre queremos verlos. 

Seguramente ya te estás preguntando ¿cuál es la cantidad adecuada de ejercicio de un perro? Lo primero que tienes que saber es que la cantidad de ejercicio la determinará tu compañero, así que a ti te corresponderá ser muy observador al momento de salir de paseo o de jugar con él, para detectar cuando ya está agotado, puedes notar que empieza a moverse más lento o que ya tiene la lengua de fuera, como algunos signos de que ya tuvo suficiente. 

El ejercicio más común es salir a dar una caminata juntos. En épocas de calor, recuerda tratar de salir cuando el sol esté bajo, ya sea por la mañana o por la tarde. Salir a pasear con un sol radiante, es mala idea si el perro tiene que caminar sobre el pavimento ¡no lo expongas!

El ejercicio en perros de talla mediana o grande puede ser un mayor reto, pues eso nos pondrá a hacer ejercicio también a nosotros. Ellos tienen más energía y si tu mascota no tiene un gran espacio en casa, salir a ejercitarse es fundamental para reducir sus niveles de estrés y ansiedad. 

Con perros de razas medianas o grandes, puedes experimentar salir y trotar a la par, ellos aman esos momentos de aceleración y te lo agradecerán. 

En el caso de ejercicios para cachorros, es importante que se acostumbren a una edad temprana a salir con una correa, sin embargo, la mejor forma de ejercitarlos es jugando con ellos. Ten a la mano algunos juguetes para hacer más sencillo este proceso, en otra entrega te diremos cómo escoger el mejor juguete para tu perro. 

Eso sí, no te pases con el ejercicio con los cachorros, recuerda que está en crecimiento y excederte con la actividad física puede llegar a ser perjudicial con sus articulaciones, así que, a la primera señal de fatiga, reconforta al pequeño y a descansar un rato. 

Ya en edades más avanzadas, cuando salgan de paseo cuida mucho su interacción con otros perros. Asegúrate que socialice de forma adecuada, ya que una confrontación está latente siempre, por lo que debes tener cuidado aún cuando tu perro esté acostumbrado a socializar con otras mascotas o personas en casa.

Así como nosotros necesitamos incentivos para estar en buena forma, nuestras mascotas también. Después de una sesión de ejercicio no olvides hidratarlo correctamente, recompensarlo con algún premio y reconfortarlo cuando se acomode en su lugar de descanso ¡Hazle saber que hizo un buen trabajo! 

En perros de edad avanzada, las caminatas son fundamentales para que sigan de buen ánimo, puedes empezar a moderar las distancias a recorrer para no agotarlo demasiado, pero tener salidas periódicamente le ayudarán a no aburrirse, a quemar el exceso de grasa y a ser más feliz.

comparte este ARTICULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *