Consejos para cuidar el alimento de tus mascotas

La palatabilidad en la comida de los perros y su importancia:

La palatabilidad en la alimentación de tu mascota es aquella característica que posee la comida de tu perro, para ser grata a su paladar, por lo que GOOD DOG PREMIUM NUTRITION, ofrece en la nutrición de tu mascota.

Una buena nutrición completa debe ser con un alimento balanceado como GOOD DOG PREMIUM NUTRITION, que ofrece a tu mascota, un producto de calidad, fabricado bajo los mejores estándares de calidad, con ingredientes 100 % naturales.

Para una buena nutrición a tu mascota debes tomar en cuenta que tu perro, es un animal esencialmente carnívoro y su dieta debe ser rica en proteínas animales, baja en carbohidratos, adecuada en grasas esenciales de animales, un alto contenido de vitaminas y minerales básicos y siempre en cantidad adecuada, nunca excesiva, esto es preciso tenerlo en cuenta a la hora de considerar qué le damos de comer a nuestra mascota, por lo que GOOD DOG PREMIUM NUTRITION es el alimento cumple con la nutrición requerida por tu mascota.

GOOD DOG te recomienda que tu mascota coma a la misma hora. Organiza sus comidas esto te ayudará a planificar los horarios de paseo. Un perro sano funciona como un reloj y esto te ayudará a controlar los tiempos de sus necesidades.

GOOD DOG PREMIUM NUTRITION, Siempre recomienda una alimentación moderada. Es tan malo darle comida en exceso como demasiado poca, la cantidad de comida que se le ha de dar varía con la edad y desarrollo.Tu mascota siempre tiende, al no saberse autorregularse a la hora de comer, por lo que no es recomendable dejarle el comedero lleno.Un perro con problema de obesidad es muy difícil que adelgace y su salud se verá muy afectada. Siempre es mejor que se quede con un poquito de hambre (tendrás un perro más alerta y despierto) que empachado.Enséñale a comer dentro de un plazo poniéndole, por ejemplo, la comida en el comedero, retirándose al poco rato si no se la come. Conseguirás que aprenda a comer sin entretenerse.

GOOD DOG PREMIUM NUTRITION, te recomienda para la ración diaria, tres tomas diarias para (cachorros) y dos (adultos), con el fin de que tu mascota tenga un equilibrio gástrico durante el día, sobre todo si es un perro adulto o grande. Tu mascota siempre debe tener a mano agua fresca y limpia. En verano es conveniente racionarla para evitar excesos de ingesta por el calor que puedan derivar en diarreas.

No debe darle comida fuera de horario. Del mismo modo, no debemos compartir nuestra comida mientras estemos en la mesa, menos aún a edad temprana. Lo contrario derivará en actitudes compulsivas o dificultad para que se coma su propia comida.

Si el perro no come su comida, está aparentemente sano y sin las malas costumbres antes citadas, esto puede deberse a varias causas:

La primera que ya esté saciado, por lo que habrá que reducir la ración.

La segunda es que no quiera más comida porque instintivamente considere que no le hace falta (mecanismo de autorregulación), por ejemplo, porque no haga ejercicio suficiente. En ambos casos esto es visible si a pesar de comer poco el perro se mantiene activo y juguetón.

Una tercera posibilidad es el calor excesivo; lo mejor en este caso es alterar la hora de comida en los momentos del día de menos calor.

Cualquier modificación alimentaria debe hacerse progresivamente (aproximadamente una semana), para permitir al perro adaptarse (gustativa, digestiva y metabólicamente) y para dejar tiempo a su microflora intestinal a reconstituirse específicamente para digerir el nuevo alimento.  Como cambiarle el tipo de comida (por ejemplo, de un pienso para cachorros a uno para adultos, o un cambio de marca) intenta hacerlo gradualmente, mezclando ambos tipos de alimento y variando la proporción de la mezcla paulatinamente hasta completar el cambio., por ejemplo: durante dos días, 75 % de alimento y 25 % de GOOD DOG, para el tercer y cuarto día 50 % del alimento y 50 % de GOOD DOG, para el quinto y sexto día, 75 % de GOOD DOG Y 25 % DEL alimento, para el 7 día 100 % GOOD DOG.

El perro debe beber suficiente agua a lo largo del día, por lo que su recipiente siempre debe tener de sobra. Esta agua debe ser potable, fresca y renovada diariamente.

El perro deberá poder beber libremente, siempre que lo desee. El consumo medio diario de agua es de 60 ml por kilo de peso. Pero la necesidad es mayor cuando el perro es un cachorro, si es una perra que amamanta, si las temperaturas son altas o si el perro trabaja.

comparte este ARTICULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *