¿Conoces a Calupoh? – Perro lobo mexicano

¡Una de las 3 hermosas razas de canes que existen en México!

Cuando pensamos en el perro mexicano, posiblemente vengan a tu mente imágenes de algún Chihuahua o un Xoloitzcuintle, sin embargo, hoy nos queremos enfocar en una de las razas más imponentes, el Calupoh, conocido comúnmente por ser el perro lobo mexicano.

 Y cuando decimos perro lobo, créenos que no es una expresión. El Calupoh es una raza canina híbrida, orgullosamente mexicana, la cual tuvo su origen en nuestro país hace cientos de años, pero que fue traído a la vida nuevamente en la década de los 90, gracias a la cruza de diversas razas de perro con el lobo gris.

Contrario a lo que algunos pudieran pensar, este proyecto genético de cruces entre lobos y perros, no se hizo con un fin oscuro o comercial, al contrario, fue a partir de una noble tarea: un rescate cultural.

Para comenzar a hablar del perro Calupoh, tenemos que remontarnos a la época prehispánica. El hibridismo entre perros y el lobo gris se llevó a cabo durante inicios de nuestra era hasta prácticamente el siglo XVI. Y vaya que tuvo una importancia enorme en las antiguas culturas que habitaron nuestro país.

Para nuestros antepasados, esta raza tenía un significado altísimo a nivel espiritual, prueba de ello es que restos de esta especie han sido encontrados en varias pirámides.

El Calupoh sumaba los valores simbólicos tanto de lobos (animales sociales, poderosos, que trabajan en equipo, depredadores natos) como de perros (animal considerado de alta fecundidad y asociado religiosamente con la fertilidad y la buena fortuna). Por ello, este híbrido, al poseer esa dualidad, tenía un lugar preponderante en ritos tanto de la guerra como de la agricultura, ni más ni menos, dos de las actividades más importantes para las antiguas civilizaciones.

Por ello, retomar al Calupoh a nuestros días, es una gran forma de honrar nuestras propias raíces. Repasemos un poco sobre las características más fascinantes de esta raza de perros mexicanos.

 De las tres razas de perros nacionales, este es, sin duda, el menos conocido. El Calupoh tiene gran semejanza con el Pastor Alemán e incluso un poco al Husky. Una de sus características más especiales es su pelaje negro cenizo. Es un perro de talla grande, musculoso, de orejas cortas, que llega a medir entre 55 y 70 centímetros. En su edad altura alcanzan más de 25 kilogramos de peso.

Contrario a lo que algunas personas podrían imaginar, el carácter de este perro-lobo, es muy dócil, tímido y eso sí, extremadamente fiel. Y como buen perro de pastoreo necesita mucha actividad física diaria para ser feliz. Por ello, el cuidado de un Calupoh significa tenerlos muy bien alimentados, pues debido a que gastan mucha energía, digamos que tiene “muy buen colmillo”, así que necesitan grandes cantidades de comida y agua.

La Federación Canófila, tiene clasificado a este perro-lobo en su categoría uno, junto a los perros de pastoreo y compañía.

Ya lo sabes, este perro lobo mexicano es todo un orgullo nacional.

comparte este ARTICULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *