¿Cómo sudan los perros?

Seguramente después de una buena tarde de ejercicio junto a tu perro, donde ambos quedan fatigados te habrás preguntado si tu mascota suda igual que tú.

La respuesta es sí y no. Los perros sí sudan, pese a la creencia de varias personas, los canes sí llegan a sudar, simplemente no lo hacen igual que los humanos.

Imagina lo incómodo que sería para un perro, con todo ese pelo, estar constantemente sudado, sería un martirio para ellos.

Los perros no sudan cómo lo hacemos nosotros, puesto que su piel no cuenta con las glándulas sudoríparas suficientes para que transpire tal y como lo hacen sus dueños.

Los perros sudan por la nariz, y este proceso no solo les sirve para expulsar el sudor, sino que también les permite tener su hocico húmedo, lo cual les beneficia en su sentido del olfato, algo fundamental para todo perro.

Aunque la nariz no es la única parte por donde sudan, también lo hacen por las almohadillas de sus patas. De esta forma protegen esta área y aseguran una buena adherencia al piso.

Entonces, los perros sudan principalmente por la nariz y las patas.

Aunque también es pertinente añadir, que el proceso de sudoración es distinto, ya que para los humanos es la forma en la que nos refrescamos, expulsando el calor cuando nuestro cuerpo es expuesto a altas temperaturas o actividad física. Los perros, se refrescan de otra manera.

Cuando nuestros peludos amigos sudan por las patas y nariz, esto no les es suficiente para refrescarse y volver a su temperatura normal, por ello usan el jadeo y babeo intenso.

Cuando hace mucho calor, verás a tu perro empezar a jadear y babear en grandes cantidades, muchas veces asociamos esto con que nuestro perro tiene sed, sin embargo, lo que está pasando es que por medio de estas dos características, está expulsando el calor de su cuerpo.

Para evitar que nuestro perro sufra un golpe de calor, podemos ayudarlo de la siguiente manera:

Cuando salgamos a pasear, no lo lleves con bozal, ya que esto impedirá que pueda jadear y babear, evitando así que expulse el calor necesario.

No le pongas ropa, aunque la temperatura sea baja, su pelaje lo protege por lo que esto no es necesario.

Asegúrate que tenga agua fresca siempre disponible.

En el caso de perros de raza grande y los adultos, se vuelven más vulnerables a los llamados golpes de calor.

comparte este ARTICULO
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *