¿Sabías que los perros sudan por las almohadillas de sus patas?

Seguramente alguna vez te has preguntado por qué a pesar de salir a dar un largo paseo al parque con tu perro, el peludo parece no haber sudado ni una gota cuando tú sí lo hiciste, hoy vamos a hablar de la forma en que los perros sudan, te sorprenderá.

Las células encargadas de expulsar el sudor de los perros y reducir su temperatura corporal no están presentes por todo su cuerpo. En el caso de los humanos, nuestras glándulas sudoríparas trabajan rápidamente para refrigerar nuestro organismo, sin embargo, con los perros este proceso es distinto, ellos no tienen tantas glándulas sudoríparas por lo que necesitan realizar esta acción de una manera diferente.

Así, los perros si que tienen células sudoríparas pero en menor cantidad y están localizadas en las almohadillas de las patas que, además de actuar como una capa de grasa que amortigua los golpes de las pisadas, trabajan como aislante de las temperaturas extremas del suelo.

Sin embargo, a veces las almohadillas no son suficientes para transpirar y refrigerarse. Así, la boca también juega un papel fundamental ya que es por donde el perro consigue eliminar más cantidad de calor y transpirar.

Esto explica que, en ocasiones, veamos a los perros jadear fuertemente por la boca cuando se han sometido a ejercicio físico o hace demasiado calor. Sin embargo, no es la única parte del cuerpo que los perros usan para eliminar el calor ya que incluso la cara y las orejas les ayuda a eliminar el calor.

Las almohadillas del perro son su mecanismo de sudoración. Ello explica que, cuando el animal tiene calor, sea normal que deje un rastro mojado en las baldosas o en otras superficies lisas que pisa. Esa es su transpiración.

En este sentido hay que tomar en cuenta que los perros grandes se refrigeran peor que los pequeños, es decir, sudan menos. Su gran tamaño les hace generar más calor del que en ocasiones son capaces de expulsar.

Los perros pequeños, por el contrario, son más sensibles a las altas temperaturas ambientales.

Por ello es muy importante que nosotros le ayudemos a nuestro perro a mantenerse fresco, por ejemplo, teniéndole agua fresca siempre a su alcance.

Mantenlo hidratado, con sombra cercana, ambiente fresco y evita el ejercicio en hora punta de calor.

Ahora que ya sabes por dónde sudan los perros y todo lo relativo a cómo muestran que tienen calor seguro que podrás aliviarle cuando suban las temperaturas.

comparte este ARTICULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *