¿Sabías que los perros pueden sufrir afecciones cardíacas?

Las Cardiopatías en perros son más comunes de lo que pensamos y tenemos que estar atentos al comportamiento de nuestra mascota para detectarlas a tiempo.

El corazón de los perros es sumamente importante, tal como sucede con los humanos, así que un problema cardíaco puede poner en riesgo la vida de nuestra mascota, por lo cual nos toca poner mucha atención a cambios de comportamiento en nuestro peludo amigo y así evitar una desagradable sorpresa.

Algunos de los principales síntomas en una afección cardíaca en los perros son:

  • Arritmia
  • Tos
  • Vómitos
  • Desmayos

Si tu perro presenta uno de estos síntomas, es importante que prestes muchísima atención y de preferencia acudas con tu veterinario para una revisión más detallada.

Es importante entender que cada cardiopatía es distinta, y por tanto afectan de distintas maneras la vida de nuestro perro.

Cuando tu perro empieza a presentar tos, es posible que se deba a un aumento en el tamaño de su corazón, lo cual puede presionar sus pulmones o bronquios, lo cual dificulta la respiración lo que provoca los tosidos. Otra causa de tos, puede ser la presencia de un edema.

Si tu perro tiene una disminución notable en su actividad física, por ejemplo, que ya no aguanta el ejercicio, o lo notas fatigado sin una razón particular, es importante prender las alarmas.

En este sentido, si notas que, con pequeña actividad física, o incluso sin ella, tu perro comienza a jadear más de lo normal o notas problemas en su respiración, podríamos estar ante una afección cardíaca. Otro síntoma notorio es si su lengua de repente empieza a ponerse azul, como consecuencia de una mala oxigenación.

Un perro con afecciones cardíacas, tiende a tener desmayos, conocidos como síncopes. Estos desmayos esporádicos son muy comunes en perros con problemas cardíacos.

Por último, si notas un adelgazamiento repentino, ten mucho cuidado. Los perros enfermos del corazón tienden a perder peso de forma acelerada.

Si notas cualquiera de estos síntomas, corre con tu veterinario para una revisión muy profunda, la cual puede componerse de un chequeo con estetoscopio, electrocardiograma, radiografías y ecocardiografías.

En cuanto a los tratamientos para perros con problemas de corazón, hay muchos medicamentos que el veterinario puede prescribir, entre ellos antiarrítmicos, diuréticos, vasodilatadores, e incluso antihipertensivos.  Es sumamente importante que nunca le des a tu perro un medicamento que no esté prescrito y aprobado por un veterinario.

Por último, hablaremos de las razas de perros que están más predispuestas a sufrir afecciones cardíacas, aunque no son las únicas, se pueden presentar en cualquier raza. Estas son: Gran Danés, Dálmata, Bearded Collie, Bullterrier, Spaniel toy ingles y Norfolk Terrier.

comparte este ARTICULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *