Razas de perros mexicanas

Estamos en el mes patrio y por ello queremos hablar de los perros que son considerados como razas mexicanas y que nos llenan de orgullo.

  • Chihuahua

Iniciamos con uno de los favoritos de los hogares en cuanto a mascotas se refiere. El perro chihuahua o chihuahueño. Esta raza es una de las más antiguas de América y está considerada entre la que tiene a los perros más pequeños del mundo.

El nombre original es chihuahueño, pero debido a la dificultad para pronunciar esta palabra por parte de las personas anglosajonas, hoy también se les conoce simplemente como chihuahua.

De esta raza, se dice que provienen del techichi, un perro tolteca, cuyo origen data del siglo XI. Los chihuahueños tienen un aspecto muy característico. Son de tamaño muy pequeño, orejas largas y rectas y pelaje corto. Aunque hoy en día se reconocen más variedades de esta raza, algunos con pelo largo. Se presentan en muchos colores, desde negro hasta blanco. Uno de los factores anatómicos más importantes es que sus grandes ojos resaltan sobre lo pequeño de su tamaño.

Su temperamento es quizás una de las características más importantes de un chihuahueño.   Son increíblemente adaptables, y grandes compañeros. A menudo parece que esta raza no tiene consciencia de su pequeño tamaño y se enfrentan a animales mucho más grandes que ellos.

Pese a que son considerados como excelentes mascotas, no son un perro que se recomiende tener para niños pequeños, por su fragilidad, sino que cuando son molestados tienden a morder como instinto. Por otro lado, son excelentes opciones para personas que viven solas y adultos mayores.

Pasemos al siguiente en nuestra lista.

  • Xoloitzcuintle

El Xolo, como también se le conoce, es una raza de perro prácticamente sin pelo. Esta raza prácticamente solo se encuentra en México y es parte fundamental de la cultura de nuestro país, a tal grado que es patrimonio cultural y símbolo.

La palabra xoloitzcuintle viene del náhuatl Xólotl que significa lampiño o desnudo, y de la palabra itzcuintli que significa perro, así que realmente podríamos decir que significa perro lampiño o sin pelo, lo cual lo describe a la perfección.

Se cree que el origen específico es el estado de Colima y data de hace más de 3 mil años. Aunque según investigaciones podría ser más antiguo y remontarse a los 7 mil años. En la mitología mexica, estos perros acompañaban a los difuntos cuando viajaban al Mictlán, o el inframundo, por lo que en aquella época se les sacrificaba para enterrarlos con los muertos que iban a guiar.

Hay evidencia que distintas culturas tuvieron contacto con estos perros, como los mayas, zapotecas, mexicas y más.

Los Xolos han servido de inspiración de artistas como Diego Rivera o Frida Kahlo. Se trata de un perro de una amplia gama, que va desde los 4 a los 20 kilogramos de peso, tienen un cuerpo esbelto, ojos estirados, cuello largo y aunque la mayoría de los perros de esta raza no tienen pelo, hay algunos que pueden presentar crecimiento de pelo.

Son de carácter noble y fiel. Son perros de compañía naturales ya que son muy juguetones, aunque también son férreos defensores de su territorio.

Por su misma falta de pelo, su crianza se da en lugares cálidos, no son adecuados para el aire libre en climas de templados a fríos. Para protegerlos, ya que su piel es extremadamente sensible, muchos necesitan cuidados especiales como humectante o pomadas varias veces a la semana.

Terminamos con nuestro recorrido con el más grande de todos.

  • Calupoh

El también conocido como perro lobo mexicano, es una raza híbrida nativa de nuestro país. El Calupoh fue desarrollada en la década de los 90 como parte de un proyecto genético de rescate cultural.

Este hibridismo entre el perro y el lobo gris, se llevó a cabo desde el siglo XVI en el México prehispánico, cuando los antiguos perros y lobos compartían territorio y las cruzas se daban de manera casual debido a su enorme similitud genética.

Para nuestros antepasados, esta raza tenía un significado altísimo a nivel espiritual, prueba de ello es que restos de esta especie han sido encontrados en varias pirámides.

El Calupoh sumaba los valores simbólicos tanto de lobos (animales sociales, poderosos, que trabajan en equipo, depredadores natos) como de perros (animal considerado de alta fecundidad y asociado religiosamente con la fertilidad y la buena fortuna). Por ello, este hibrido, al poseer esa dualidad, tenía un lugar preponderante en ritos tanto de la guerra como de la agricultura, ni más ni menos, dos de las actividades más importantes para las antiguas civilizaciones.

Contrario a lo que algunas personas podrían imaginar, el carácter de este perro-lobo, es muy dócil, tímido y eso sí, extremadamente fiel. Y como buen perro de pastoreo necesita mucha actividad física diaria para ser feliz. Por ello, el cuidado de un Calupoh significa tenerlos muy bien alimentados, pues debido a que gastan mucha energía, digamos que tiene “muy buen colmillo”, así que necesitan grandes cantidades de comida y agua.

La Federación Canófila, tiene clasificado a este perro-lobo en su categoría uno, junto a los perros de pastoreo y compañía.

Con el Calupoh, concluimos nuestro recorrido por los perros mexicanos y estamos orgullosos de tenerlos.

comparte este ARTICULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *