Cómo cuidar el pelo de tu mascota

El cuidado del pelo de nuestro perro va mucho más allá de una cuestión meramente estética. Claro, a todos los dueños de un peludo, nos encanta que luzca genial, sin embargo, un pelo bien cuidado, cuida la salud de nuestro perro.

El pelo de un perro es un indicador de cómo se encuentra la salud del animal, al tratarse de la “cara más visible” de nuestra mascota.

Para tener un cuidado adecuado del pelo de un perro, hay que empezar por entender que el pelo de nuestra mascota tiene capas, la más visible es el llamado pelo protector, que es largo y grueso, es el que determina el color de nuestra mascota.

Sin embargo, hay capas de pelo más profundas y mucho menos visibles, se estima, que por cada pelo protector que vemos, hay entre 6 y 12 pelos profundos, que son más finos y densos, que le otorgan a nuestro can, una protección vital, aislar la piel.

Dicho esto, debemos aclarar, que esto se presenta en la mayoría de las razas, sin embargo hay algunos perros que carecen de capas de pelo profundo y otros no tienen pelo protector.

Con este concepto entendido, pasemos a lo que nos interesa en este blog, cómo cuidar el pelo de nuestro perro.

El primero de ellos, es quizás el más predecible de todos: cepillado regular. Para que estos cepillados tengan el efecto deseado, es importante hacerlo en el momento adecuado y con el cepillo idóneo.

En las estaciones del año de Primavera y Otoño, debemos agendar un cepillado diario de nuestra mascota. Dependiendo del tipo de pelo que presente nuestro perro, es importante conocer el tipo de cepillo que usaremos. Si nuestro perro por ejemplo tiene un frondoso manto de pelo profundo, es necesario usar cardas, si por el contrario tiene mucho pelo protector, la carda no es necesaria.

Evita cepillar el pelo de tu perro después de haberle dado un baño, aunque en teoría pareciera una buena idea, en la práctica no lo es. El pelo mojado o húmedo es más complicado de desenredar, lo cual puede llegar a ser no solo molesto, sino que doloroso para nuestra mascota.

El cepillado puede ser antes o después de un baño, siempre y cuando ya esté seco su pelo.

El siguiente consejo para mantener sano su pelo, es bañar a nuestra mascota acorde con su tipo de pelo.

Depende mucho de la raza de cada perro, pero un parámetro más o menos estable es bañarlo cada tres semanas o máximo cada dos meses. Mientras que el pelo largo necesita baños más regularmente, el pelo corto, puede esperar más tiempo.

El siguiente punto podríamos decir qué es el más importante de todos: la alimentación.

Elegir un alimento adecuado, es un tema que ya hemos tocado en otras ocasiones, es por ello que no nos adentraremos tan a profundidad en este punto en esta ocasión. Evita alimentos con colorantes y exceso de conservadores, siempre busca un alimento de buena calidad con ingredientes de primera, esto facilitará mucho el cuidado del pelo de nuestro perro.

El siguiente punto, está relacionado a la higiene del perro. Trata de periódicamente tener una revisión del estado de hocico, patas y cola de tu perro, ya que son zonas expuestas a bacterias y suciedad en su día a día. Con esto evitarás algún padecimiento que afecte no solo a su pelaje, sino que a su salud en general.

Por último, un consejo general es monitorear constantemente el estatus del pelo de nuestro perro, a veces nos damos cuenta que su pelo está maltratado, o que se está pelando en alguna zona, cuando ya tenemos un problema más grave. Como expusimos al principio, el pelo es un indicador de la salud de nuestro animal, te encomiamos a vigilarlo constantemente para evitar una sorpresa.

comparte este ARTICULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *