Tips para calmar a tu perro durante una tormenta

Es muy común que, como dueños, tengamos la certeza de que “mi perro le tiene miedo a los truenos”, y es común porque es un fenómeno generalizado.

Los ruidos fuertes aterrorizan a los perros, no importa si son de raza pequeña o grande, los estruendos asustan a nuestros peludos amigos, por lo cual la temporada de lluvias, son especialmente estresantes para ellos, debido a los truenos, por ello, en esta ocasión te daremos algunos consejos para ayudar a calmar a tu perro durante una tormenta.

Empecemos por un dato clave, los ruidos fuertes los asustan debido a que el sentido del oído, es mucho mayor a la de los humanos, por ponerlo en contexto, los perros escuchan tres veces más alto que nosotros, por ello cuando hay un estruendo, para ellos es casi insoportable.

Otro punto clave, es que cuando escuchan un ruido fuerte, lo interpretan en automático como una amenaza, ellos no saben que los truenos o los petardos son inofensivos a la distancia.

El miedo que sienten los animales con los estruendos, genera la liberación de adrenalina y cortisol, mejor conocida como la hormona del estrés, por parte de su sistema nervioso. Es por ello que, al escuchar un fuerte ruido, algunos perros tiemblan, vomitan, llegan a tener diarrea o incluso taquicardia. Algunos al escuchar un ruido fuerte, pueden tratar de huir, lo que puede generar un extravío si por alguna razón nuestra mascota se encuentra en la calle.

Los primeros consejos que tenemos son preventivos. Evita salir a pasear con tu peludo amigo si sospechas que en el lugar a donde van, podría haber quema de fuegos artificiales o petardos.

En la medida de tus posibilidades, no dejes solo a tu perro durante estos eventos, nuestra compañía puede tranquilizarlos, al sentir que están protegidos por nosotros. Eso ayuda a calmar a un perro asustado por los truenos.

Si estás en casa cuando comienza una tormenta o alguien está tirando petardos, cierra las ventanas para reducir, aunque sea un poco, el ruido exterior.

Prepara una zona donde pueda refugiarse cuando ocurran estos eventos, por ejemplo, si llueve, puedes mover su cama a una habitación en la que esté contigo, recuerda, tu compañía le ayudará mucho a no sentirse tan nervioso. Así podremos llevar a buen puerto la relación entre nuestro perro y la lluvia.

Pon algo de música relajante a un volumen considerable, esto ayudará a disfrazar los ruidos exteriores y con ello reduces su estrés, al igual que a los humanos, la música relajante les ayuda a aminorar los nervios causados por una tormenta.

Intenta jugar con tu perro para desviar su atención del ruido, no todos los perros están dispuestos a jugar durante estos episodios, sin embargo, vale la pena intentarlo.

En casos extremos puedes acudir a un veterinario para que le prescriba algún sedante, aunque esta solución debe estar aprobada y monitoreada todo el tiempo por el médico veterinario, debdo a que los calmantes suelen tener efectos secundarios que no deseamos. Evita a toda costa administrarle un sedante si no está indicado por su veterinario.

En el mercado hay algunos productos, naturales y sintéticos, que ayudan a calmar a los perros. Desde mezclas herbales, suplementos de triptófano que se administra vía oral, hasta collares o difusores, que emulan las feromonas, generando olores familiares que los calman.

Ya lo sabes, hay muchas formas de ayudar a nuestros peludos amigos a sobrellevar las crisis nerviosas que pueden provocar los ruidos muy fuertes, la principal siempre será nuestro amor y compañía.

comparte este ARTICULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *