Beneficios de que un adulto mayor tenga un perro como mascota

Los perros son excelentes mascotas, son fieles, son cariñosos y siempre estarán ahí para nosotros si los tratamos con el amor que se necesita, estos atributos los hacen perfectos compañeros para adultos mayores, es por ello que en esta ocasión vamos a detallar los beneficios que tiene que personas mayores tengan un perro como mascota.

Lo primero que hay que decir, es que hay estudios que respaldan la premisa de que un perro es muy beneficioso para personas que están arriba de los 60 años.

Un estudio reciente de Waltham (MARS) en colaboración con la Universidad de Lincoln y la Universidad de Glasgow, reveló que la presencia de perros en las casas de adultos mayores, tienen más probabilidades de alcanzar los niveles de actividad física recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además estudios revelan que hay una influencia positiva en tener una mascota, tanto para la salud psicosocial como para la física, ya que se ha comprobado que se aumenta la secreción de endorfinas, lo cual está relacionado directamente con la sensación de bienestar. Disminuye la hormona cortisol, tanto en la saliva como en la sangre, lo que disminuye el estrés.

Por otro lado, se ha constatado que hay una mayor supervivencia en casos de infarto, menor presión sanguínea y control en los niveles de colesterol, todo ello relacionado a la compañía de un perro.

No solo eso, ya que también hay estudios que indican que personas mayores que tienen un perro como mascota, tienen menos citas con el médico, que personas mayores que no tienen un perro como mascota.

Los perros de compañía, también ayudan a aquellas personas que ya tienen algún padecimiento, por ejemplo a las personas que sufren demencia, los perros les ayudan a tener mayor predisposición a realizar actividades que les ayudan a sobrellevar su enfermedad.

En pacientes con Alzheimer se ha encontrado que hay disminución del estado ansioso, de la agresividad verbal, la hiperactividad y la frecuencia de alucinaciones en relación directa al tiempo de interacción poseedor animal de compañía, menores trastornos de humor, catalizan la aparición de conductas que reflejen agitación y agresión, e incluso los cuidadores refieren que los pacientes que pasan gran cantidad de tiempo acariciando al animal o simplemente con él en brazos tienen una disminución del impacto de los hechos estresantes de la vida diaria.

En el caso de personas mayores que viven solas, los perros ayudan a reducir la sensación de soledad.  En este sentido se deben buscar actividades nuevas y que estimulen un estilo de vida diferente, útil y satisfactorio además de facilitar un envejecimiento activo y saludable.

Los mejores perros de compañía pueden despertar en las personas curiosidad e imaginación así como sentimientos de compasión y empatía, en los adultos mayores sus mascotas pueden ser su motivación o inspiración; el compartir tiempo y experiencias con animales puede estimular el respeto a la vida, la amistad y el amor, los hace más comprensivos y tolerantes, es decir los hace más conscientes de nuestro entorno; a la vez que disminuye el sentimiento de soledad y algunos hasta les asignan el papel de confidente.

Otro aspecto de la vida en el que influyen las mascotas es en la salud física ya que algunas requieren que uno realice ejercicio como salir a caminar con ellas.

Pasar tiempo con el animal de compañía puede ayudar a abatir el estrés y la depresión, lo cual contribuye a tener un buen estado anímico que a su vez facilita la recuperación de la salud. Así que ya lo sabes, tener una mascota es una gran opción para los adultos mayores.

comparte este ARTICULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *